viernes, 23 de enero de 2015

Reseña: El diario de Bridget Jones

 Título: El diario de Bridget Jones
Autor: Helen Fielding
Número de páginas: 320
Saga: Sí (#1)
Editorial: DeBolsillo
Género: Contemporánea




Sinopsis: Bridget Jones es una treintañera londinense agobiada por verse incapaz de encontrar novio y de avanzar en su vida profesional. La torpeza y la simpatía de este personaje quedarán patentes en su diario, que abarca todo un año lleno de aventuras desternillantes. Todo esto sazonado con una familia subrealista, unos amigos fuera de tópicos, un jefe muy sexy y mujeriego y un abogado misterioso e interesante.

Opinión: Nuestra protagonista se encuentra de pronto en la treintena y sin esa vida estable, perfecta e idílica que se imaginó que tendría al llegar a esa edad. De modo que se planta y decide que tiene que dar un vuelco a su vida y no simplemente dejarse llevar. Es por eso por lo que decide empezar un diario que le sirva para desahogarse, ver sus avances... y poner verde a quien quiera sin cargo de conciencia.
El libro es, de hecho, el propio diario de nuestra Bridget que se lanza por fin a la busca y captura del amor, de ser comprendida. Ahí es donde aparecen nuestros dos seductores secundarios, el jefe casanova y el abogado borde, dos hombres que nos traerán completamente de cabeza y nos harán ver que no todo es lo que parece.
Un libro cargado de humor que servirá de ejemplo de constancia y buen sentido del humor.(Imprescindible sobre todo en épocas de bajón)
No es un libro con una magnífica calidad literaria, ni siquiera es el libro que más me haya gustado, pero sin duda una obra que nadie se debería perder y, aunque es un tratado principalmente feminista, perfectamente recomendable a cualquier hombre. 

Lo mejor: Bridget seduce por su normalidad y por actuar como muchas haríamos, dejándose aconsejar por sus amigas, equivocándose y corrigiendo sus errores. Y además es algo parecido a una visión renovada de Orgullo y Prejuicio, ¡qué más se puede pedir!
Lo peor: A veces tiene demasiadas referencias a cosas muy propias de la cultura anglosajona y que hacen que no se comprendan totalmente los chistes. Y la calidad literaria no es brillante, para que engañarnos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada