miércoles, 4 de noviembre de 2015

Reseña: Rojo y negro

Título: Rojo y negro
Autor: Stendhal
Número de páginas: 589
Saga: No
Editorial: Planeta
Género: Realismo








Una gran novela de ambición y de amor que constituye uno de los clásicos más indiscutibles de la narrativa del siglo XX. Stendhal, en su obra maestra, como él dijo, no solo escribía para sus contemporáneos, sino pensando sobre todo en los lectores del siglo XX, y el tiempo le ha dado la razón y hoy tiene muchas más admiradores que los que tenía cuando publicó sus novelas.


Este libro lo leí como parte de la Lectura Conjunta organizada por los blogs A través de otro espejo y Reading at the moonlight.
Ya os he contado que me hice con el libro en una librería de segunda mano por sólo 2'50€. Tenía muchísimas ganas de leerlo porque es uno de los libros que me recomendó una profesora de literatura.

He de decir que me costó bastante acabarlo, pero creo que más bien por leerlo a la vez de otro libro y no tanto por si mismo.

Sobre la trama he de decir que tuve la mala suerte de que en mi edición en el prólogo te desvelaban el final, lo cual me chafó al principio pero me lancé a él un poco temerosa. La novela narra la historia de Julien, el hijo de un pobre maderero que ha tenido la suerte de ser instruído en el latín, lo cual le ayudará a medrar poco a poco en la vida, siguiendo su desproporcionada ambición. Al comienzo entrará como preceptor en la casa del señor de Renal, el alcalde de su pequeña ciudad, y ahí empezará su ascenso imparable. No os quiero contar mucho más de la trama porque te va contando la vida del joven y sería haceros spoiler. Sólo contaros que las pasiones y la ambición son el hilo que une toda la trama y moverá a nuestros personajes.

Realmente el mayor peso de la novela es la de los personajes. Stendhal escribe una novela profundamente psicológica en la que, por medio de los pensamientos vamos conociendo a los protagonistas de la historia que no son, para nada, los prototípicos. Todos evolucionan muchísimo a lo largo de la novela y les ves pasar por distintas etapas.
Julien me sacaba de quicio, desde el principio le sentencié a que tenía unos graves traumas mentales y que debería ir a visitar a un psicólogo con urgencia. Además de eso su ambición sin parangón me ponía mala porque no disfrutaba de lo que tenía, si no que todo era simplemente un "escalón" más para subir de estrato social o para demostrarse a si mismo y a los demás que no era un "pobretón" y que los otros no eran mejores que él sólo por ser de una clase superior. Por eso mismo me parecía que siempre usaba a la gente y no me lo creía cuando decía que "amaba". Aún así he de decir que a lo largo de la novela he ido cogiéndole cierto aprecio y al final hasta me daba penita a veces.
Por su parte la señora de Renal me daba mucha ternura aunque a veces también me volvía loca porque actuaba como una cría, pero es algo comprensible y acorde al personaje. En general iréis viendo que todos los personajes me sacaban de quicio en mayor o menor medida.
¡Y qué decir de Mathilde! Todos los que hayáis leído el libro sabréis que es el personaje más insufrible sobre la faz de la tierra, boba hasta decir basta, nunca me gustó ni me dio pena, no podía con ella y con su bipolaridad egoísta.
Los personajes que mejor me caían fueron los secundarios que ayudaron a Julien, su amigo Fouqué, el padre Pirard y el señor de La Mole, me encantaban y eran adorables. Lo que sí hay que remarcar es que todos los personajes están muy, pero que muy, bien definidos y actúan perfectamente acorde a sus personalidades. Me encanta porque Stendhal sabe crear personalidades interesantes y complejas que te hacen introducirte totalmente en la historia y asumir que podrían ser personas normales y corrientes, no los típicos héroes perfectos.
La gran habilidad de Stendhal es retratar a la sociedad de su época, al igual que Balzac o Jane Austen, sus libros son "cuadros costumbristas" y eso también es un valor añadido.

Sobre el ritmo he de decir que, pese a que es muuuy lento, siempre está ocurriendo algo y tampoco tienes la sensación de que la historia no avanza. El problema es que como el libro que cuenta tooooda la historia de la vida de Julien, pues es mucho que contar, así que se realentiza. Aún así, pese a no tener un ritmo trepidante, tampoco desengancha.

Y la pluma del autor es muy, muy psicológica. La carga reflexiva del libro es muy alta y todo el rato los personajes hacen ejercicios de introspección, lo que te ayuda a conocerlos mejor. A la vez analizan minuciosamente lo que está sucediendo fuera, de modo que hace unas preciosas descripciones por medio de los pensamientos de los personajes.

En resumen es un libro que, pese a que me ha gustado, no me ha maravillado. Es un clásico, así que si lo cogéis ateneos a que va a ser el típico clásico. Pero eso sí acabas conociendo genial a los personajes y su época y eso es fantástico.

Lo mejor

Los personajes y el cuadro que hace de la sociedad del momento.

Lo peor

El ritmo, es lento y demasiado descriptivo para mi gusto.




6 comentarios:

  1. ¡Hola! ^-^

    Pues me gusta eso de que los personajes estén bien definidos y evolucionen a lo largo de la novela, aunque por lo visto son de esos personajes a los que hay momentos en los que se les coge un poco de tirria jajaja. Yo lo que odio de los clásicos es que tengan un ritmo tan lento y tantas descripciones, y por lo visto este tiene unas cuantas... No sé, yo me lo apunto y lo dejo ahí aparcado porque quiero leer varios clásicos.

    Besos.

    PD: Vaya chasco con el prólogo de tu edición, iré con ojo si lo leo no vaya a ser que en la edición que yo compre también me spoileen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! Lo de los prólogos es un crimen contra la literatura!
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    No lo conocía, pero lo dejaré pasar, ya que no me gusta cuando el ritmo es tan descriptivo y lento.
    Lo dejaré pasar:)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te van los clásicos este libro no es para ti ;P
      Un beso!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Isa me habló de la LC pero ese mes estuve muy liada y me fue imposible. Además que estaba con libros gruesos y otro más hubiese sido imposible. Sé que lo voy a leer tarde o temprano pero no se cuando.
    Parece que más o menos os ha gustado por igual. Que está bien, que se conocen muy bien los personajes pero que se hace pesado.
    Lo del prólogo es horrible, yo ya opto por no leerlos o leerlos al final. -.-
    Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale una oportunidad cuando puedas!
      Un beso!

      Eliminar